Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SIN DECIR ADIÓS

 

La vida es un camino,

mas, aquellos que andaban conmigo,

¿ dónde están ?.

 

Tu rostro ayer sol, hoy sombrío

me hace recordar que el pasado fue mío,

mas el tiempo ha pasado

y sólo quedan gemidos.

 

¿ Dónde estan las charlas del ayer ?,

¿ dónde ?, ¿ dónde Dios mío ?,

¿ dónde quedaron promesas y cupidos ?,

¿ la alegre cerveza y el olor a vino ?,

¿ y aquellos sueños ?, ¿ y aquellos años ?.

 

Tu rostro, rayo de luna palidecido

parece contestar: " perdido ",

mientras sin decir adiós

te mezclas con las tinieblas

del no ser nada, y ser infinito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SI CREYERA

 

Si creyera en Dios,

le haría un ruego:

ya que nos unió en alma,

que nos una en cuerpo.

 

Si creyera en el diablo,

le ofrecería un trato:

la eternidad en el infierno,

por ti a cambio.

 

Si creyera que las estrellas

conceden deseos,

pasaría las noches en vela

mirando al cielo.

 

Si creyera que el destino,

puede ser cambiado,

movería cielo y tierra

para estar a tu lado.

 

 

No creo.

Adiós amor mío,

Te quiero.

 

 

 

 

 

 

APRENDO A MORIR

 

 

Viviendo aprendo a morir.

Muriendo lucho por vivir.

¿Pero si mi vida ya no es mía

y mi corazón ya no siente,

a qué espera el destino

para traerme la muerte?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL MANTO DEL OLVIDO

 

¿Quién hablará de nosotras cuando ya no estemos?.

¿Quién sabrá de nuestras alegrías y lamentos?.

¿Quién entre risas y llantos,

contara lo que tú y yo hemos hecho?.

 

Trae el tiempo el manto del olvido

Y cubre de niebla cuanto hemos sido.

 

Nuestro hoy ya es ayer.

El ahora ya es pasado.

El mañana nunca llega,

dejara de ser un día

y con él,

nuestras penas y alegrías

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EN ALGUN POEMA

 

Sufriré mis penas en silencio,

ahogaré con risas mis lamentos,

y aunque mil veces te mire a los ojos,

jamás sabrás lo que siento.

Y si alguna ves te digo “te quiero”,

será en un poema.

Con un grito de silencio

hablaré de tus miedos,

hablaré de mis lágrimas.

Dejaré marchar tu recuerdo,

olvidaré tu mirada.

Si tú no tienes valor para amarme,

yo que te lo daría todo ...

¡no te doy nada!.